Las subluxaciones no se van de vacaciones

Después de la inactividad, es momento de recuperar un régimen saludable y de examinar tu columna vertebral y eliminar las subluxaciones.

Dedos en la arena, ni una sola nube en el cielo, temperatura del agua: 24°C. Las vacaciones son el momento perfecto para soltar las presiones, pasar momentos inolvidables con familia y amigos y reconectar con tu alma. ¿Qué podría someter a estrés tu cuerpo en estas circunstancias?

Pues… ¿Qué hay de diez días durmiendo sobre un colchón blando? ¿O dos horas de esquí acuático o de “body-dragging” (una técnica de “kitesurfing”) para principiantes? Ni qué decir hay de los mojitos interminables y los viajes de obligación al bufet en busca del postre… y no te olvides de curar esas desagradables quemaduras solares desde el tercer día. Desafortunadamente, el estrés no se toma un descanso. El escenario puede que cambie, pero tu sistema nervioso sigue trabajando duro, reaccionando y adaptándose a esos cambios “relajantes” de rutina. 

Si te has mantenido alejado de la oficina durante un tiempo, esperamos que estés relajado. Pero ahora es momento de volver a ponerse en marcha y recuperar un régimen saludable; especialmente, es hora de examinar tu columna vertebral y eliminar las subluxaciones. Cuando necesites recuperarte de las vacaciones, pon la Quiropráctica por encima de todo en tu itinerario. 

Consulta más información sobre el tratamiento de las subluxaciones y otros problemas como los pinzamientos cervicales, pinzamientos lumbares, mordida cruzada o la lordosis lumbar, en nuestro centro quiropráctico de Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.