Quiropráctica en invierno. El dolor en las articulaciones

En el invierno es muy común experimentar dolor en las articulaciones debido a la baja humedad y temperaturas frías.

En el invierno es muy común experimentar dolor en las articulaciones debido a la baja humedad y temperaturas frías. Estas condiciones pueden causar inflamación y rigidez en las articulaciones, lo que puede agravar los síntomas de problemas existentes. La quiropráctica es un tratamiento muy beneficioso para los dolores de las articulaciones y las contracturas en el invierno, ya que alivia la inflamación y mejora la movilidad.

El invierno y el dolor en las articulaciones

El invierno es una de las estaciones más duras del año. El descenso de las temperaturas, la lluvia, la humedad y la nieve provocan el aumento del dolor de las articulaciones. Algunas personas que han sufrido algún tipo de trauma en sus articulaciones, que tienen artritis, reuma o que han sido intervenidas quirúrgicamente, pueden notar los cambios de presión barométrica o la aproximación de alguna tormenta.

Vamos a conocer algunas de las razones más importantes por los que aumenta el dolor articular, la artritis y el riesgo de contracturas en el invierno:

  • Cuando las temperaturas bajan, los fluidos de nuestro cuerpo (agua y sangre) son propensos a espesarse y su circulación es mucho más complicada.
  • Los tejidos de las articulaciones que contienen agua, colágeno y otras sustancias tienden a inflamarse debido a los cambios de temperatura.
  • Los cambios de presión barométrica afectan a los gases depositados en las cápsulas articulares lo que produce una mayor inflamación.
  • Finalmente, las temperaturas más frías inducen a que nos movamos menos de casa, pasando mucho tiempo en el interior. Es decir conlleva un menor uso de las articulaciones, causando rigidez.

Prevención

Algunas de las mejores medidas preventivas para mejorar el dolor articular o la artritis son:

  • Beber agua: En los meses fríos es aconsejable beber agua diariamente, incluso antes que las bebidas más calientes.
  • Evitar tomar alimentos y azúcares refinados y procesados
  • Tomar carbohidratos como pan, pasta o dulces hechos con harina o azúcares blanqueados
  • Hacer mucho ejercicio, con los que mantendremos las articulaciones lubricadas.
  • No consumir excesivos alimentos inflamatorios
  • Ajustes quiroprácticos: El cuidado quiropráctico ayuda a mantener el cuerpo correctamente alineado. También ayuda a que la comunicación entre cerebro y el cuerpo esté al 100%. Permite que  el cuerpo se adapte mejor a los cambios del exterior. 

Consejos para reducir el dolor de las articulaciones en invierno

El dolor en las articulaciones crónico es una dolencia muy difícil de soportar. Su agravamiento se produce con la caída de las temperaturas y los cambios de la presión barométrica producidos por el invierno. Desde el centro quiropráctico de Barcelona, Family Quiropractic, queremos darte algunos consejos de gran utilidad para la reducción del dolor en las articulaciones durante este invierno:

  • Dieta saludable: Aunque las celebraciones de las fiestas navideñas suelen ser muy copiosas, hay que procurar evitar los excesos. El aumento de peso produce una presión adicional sobre las articulaciones y provoca dolor articular.
  • Capas abundantes: El frío es uno de los causantes del dolor articular. Por lo tanto las capas de ropa son de gran ayuda. Sobre todo las zonas más problemáticas para el dolor articular, como manos y rodillas. Así las mantendremos calientes y podremos evitar el dolor innecesario.
  • Mantener alto nivel de Vitamina D: Tener niveles bajos de Vitamina D, aumenta la sensibilidad a la artritis y al dolor articular. Además de que supone un alto riesgo de desarrollar osteoporosis. La Vitamina D se obtiene de la luz solar y en invierno se puede regular su consumo tomando atún, salmón, zumo de naranja y yemas de huevo.
  • Mantenerse muy activo: La práctica de algún deporte ayuda a reducir el dolor en las articulaciones. Si éstas están inactivas es mucho más fácil que se produzcan contracturas y se agarroten. Los ejercicios más aconsejables para evitar la rigidez articular son: Estiramientos de isquiotibiales, inclinaciones de la pelvis, movimientos de cadera, curvas laterales y rodamientos de hombros.

Finalmente recordaros que los ajustes quiroprácticos son uno de los mejores tratamientos para reducir o aliviar el dolor en las articulaciones y las contracturas producidas por las severas condiciones climáticas del invierno.

Imagen por defecto
Equipo Family Quiropractic

Equipo de Family Quiropractic. Tu quiropráctico de Barcelona con la supervisión de Damien Mestre.

Artículos: 17

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *