Ajustes quiroprácticos: Que son y que beneficios aportan

Los ajustes quiroprácticos son la aplicación de una fuerza específica en una dirección concreta, actuando sobre una articulación bloqueada.

Los ajustes quiroprácticos consisten en la aplicación de una fuerza específica en una dirección concreta, actuando sobre una articulación bloqueada o con una movilidad anormal. Mediante esta técnica se consigue mejorar la movilidad de la articulación y que poco a poco ésta recobre su normalidad completa. Se trata de un procedimiento seguro y natural. El principal objetivo es mejorar la función vertebral y el funcionamiento y salud del sistema nervioso.

Beneficios de los ajustes quiroprácticos

Los ajustes quiroprácticos tienen como objetivo principal la corrección de una o más subluxaciones. De esta manera conseguiremos que desaparezcan los síntomas y que mejore el estado general de nuestro cuerpo.

Los principales beneficios derivados de los ajustes quiroprácticos son:

  • Neutralización del dolor
  • Recuperación de la movilidad normal de las articulaciones
  • Mejoría en la movilidad gruesa y fina.
  • Corrección de malas posturas.
  • Mejora en la transmisión de información del sistema nervioso
  • Regularización del funcionamiento de los órganos internos.

Además si hablamos de la práctica de una actividad deportiva, los ajustes quiroprácticos pueden conseguir beneficios extras como:

  • Aumento del desempeño deportivo.
  • Mejora en el rendimiento.
  • Prevención de lesiones

Resultado de los ajustes quiroprácticos

Un buen ajuste quiropráctico puede ser muy eficaz en el tratamiento de la lumbalgia, similar a tratamientos más convencionales. También algunos estudios resaltan que la manipulación de la columna vertebral puede incidir de forma positiva en los dolores de cabeza y otros trastornos relacionados con la columna con el dolor de cuello y cervicales.

El ajuste quiropráctico suele causar en la mayoría de los casos, una profunda sensación de paz e incluso relajación. Sus efectos pueden durar incluso semanas. Además de poder aportar un sueño profundo y reparador.

Quiropráctica segura

Los ajustes quiroprácticos aportan siempre beneficios tanto en el sistema nervioso, como en el músculo esquelético. Éstos siempre deben ser llevados a cabo por parte de un profesional capacitado. Es posible realizar los ajustes en personas de cualquier edad, desde bebés a personas de la tercera edad. También en mujeres que estén embarazadas.

Los ajustes quiroprácticos no deben ser solicitados en las siguientes situaciones:

  • Osteoporosis grave
  • Entumecimiento, hormigueo o pérdida de fuerza en un brazo o en una pierna
  • Cáncer de la columna vertebral
  • Incremento del riesgo de sufrir un accidente cerebro vascular.
  • Una anomalía ósea conocida en la parte superior del cuello.

Durante los ajustes quiroprácticos, el quiropráctico puede colocarnos en posiciones concretas para tratamiento de las zonas afectadas. En ocasiones nos debemos acostar boca abajo en una camilla especial de quiropraxia con un diseño exclusivo. Al aplicar la fuerza, las superficies articulares se separan de forma breve. Esto produce cambios en la presión del líquido que rodea la articulación. es el llamado líquido sinovial que con frecuencia da lugar a una burbuja de gas que se rompe. Es el famoso crujido que sigue al movimiento de la articulación. Este ruido nunca debe confundirse ni asociarse a un daño o lesión.

Deja un comentario