Subluxaciones pediátricas: ¿Te has olvidado a alguien en casa?

Existen estudios que demuestran que sólo el estrés derivado del proceso de parto es suficiente para producir subluxaciones pediátricas.

Las subluxaciones pediátricas pueden producirse de manera habitual y por infinidad de causas.

Quiropráctico: Hola, María, ¿ dónde están tus hijos?

María: Los he dejado en casa, a ellos no les duele la espalda…

Quiropráctico: Eso puede que sea verdad, pero ¿tienen subluxaciones?

Existen estudios que demuestran que sólo el estrés derivado del proceso de parto es suficiente para producir subluxaciones pediátricas; desplazamientos sutiles de las vértebras que alteran el funcionamiento nervioso normal en los niños. Y no te olvides del estrés que experimentan a causa de las caídas en bici, los juegos y peleas en casa con sus hermanos o intentando encajar en la escuela. ¡Los niños tienen una tendencia inherente a subluxarse!

Si llevas a tus hijos al dentista para recibir un cuidado preventivo tan pronto como les salen los dientes, precisamente tiene sentido que los lleves al quiropráctico tan pronto como tienen una columna vertebral. En otras palabras: no los dejes en casa… llévalos a que reciban un examen PRONTO y de forma HABITUAL para detectar subluxaciones pediátricas. Estarás invirtiendo en la salud de su columna vertebral y vida cuando lo hagas.

En nuestro centro quiropráctico de Barcelona, estamos acostumbrados a tratar con niños. Contamos con una plantilla de quiroprácticos con mucha experiencia para tratamiento y prevención de problemas. Además en Family quiropractic somos especialistas en tratamientos para el dolor de cuello, dolor de espalda, migrañas, fibromialgia, hernias discales, ciática, cifoescoliosis o combatir el estrés.

Imagen por defecto
Damien Mestre

Quiropráctico en Barcelona. Diplomado en Institut Franco-Européen de Chiropratique - Paris, France. Titulado por el International Chiropractic Sport Science Diploma (ICSSD). Especializado en AK, SOT, CMRT, BEST, Gonstead, KST, TBM.

Artículos: 44

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *