Los pinzamientos y su tratamiento quiropráctico

Los pinzamientos son lesiones vertebrales provocadas por el bloqueo de una o más vértebras limitando total o parcialmente la movilidad.

Los pinzamientos son lesiones vertebrales provocadas por el bloqueo de una o más vértebras limitando total o parcialmente la movilidad.

Definición y tipos de pinzamientos

El pinzamiento en la zona lumbar, también conocido como pinzamiento vertebral es una lesión vertebral provocada por el bloqueo de una o varias vértebras que limita de forma total o parcial la movilidad. Los pinzamientos puedes aparecer a lo largo de toda la columna vertebral y pueden ser de 3 tipos:

  • Pinzamiento lumbar: Es el tipo de pinzamiento más común. En la zona lumbar es donde se concentra la mayor rotación y fuerza realizada por el cuerpo a diario. El desplazamiento de un disco intervertebral hacia el exterior de la columna vertebral provoca la presión o pinzamiento en los nervios que recurren e la médula espinal. Un nervio  que se “pinza” es el origen de la ciática.
  • Pinzamiento Cervical: Este pinzamiento es causado con frecuencia por una lesión próxima a la raíz de un nervio de la médula espinal, también conocido como nervio raquídeo. El término médico empleado para este tipo de lesión se denomina radiculopatía cervical que consiste en una alteración de la función nerviosa, provocada cuando se comprime una de las raíces nerviosas a nivel del agujero de conjunción foramen de salida de los nervios de las vértebras cervicales. Este dolor puede causar pérdida de sensibilidad a lo largo del conducto nerviosos en brazos y manos, dependiendo siempre de donde se encuentren las raíces dañadas.
  • Pinzamiento Dorsal: Este pinzamiento puede provocar un dolor o dorsalgia que tiene un predominio en la zona, entre las escápulas. Puede transmitirse hacia delante donde está situada la caja torácica y puede llegar a afectar a la respiración, debido a que alguna articulación tenga menos movilidad. No suele ser tan común ni tan doloroso como los anteriores.

Tratamiento Quiropráctico para los pinzamientos

El tratamiento quiropráctico para los pinzamientos es un enfoque terapéutico de excelentes resultados. La quiropráctica se centra en el diagnóstico, tratamiento e incluso prevención de una gran variedad de afecciones biomecánicas. Estas afecciones o lesiones son lo que se llaman subluxaciones que en su mayor parte afectan al sistema musculoesquelético y nervioso. El quiropráctico estudia la raíz del problema para eliminarlo y poder restaurar la columna vertebral a su normalidad articular. Es decir devolverle a la columna su movilidad y calidad de vida. Además el quiropráctico va a incidir en la higiene postural, como factor prioritario en la prevención de los pinzamientos.

El cuidado quiropráctico se centra en los ajustes. Es decir volver a alinear con precisión y sin dolor la columna vertebral. Gracias a esto se mejora la inflamación de las zonas afectadas y aumenta la flexibilidad, movilidad y la fuerza en todas las estructuras del cuerpo.

Síntomas del pinzamiento

Los síntomas de los pinzamientos son diferentes en función de cómo se produzca el bloqueo. Éste en caso de no tratarse irá aumentando hasta limitar de forma parcial o total la movilidad del funcionamiento de los músculos o extremidades.

Los síntomas más frecuentes son:

  • Hormigueo en las extremidades
  • Sensación de adormecimiento o debilidad de las zonas afectadas
  • Espasmos musculares

La señal más evidente del pinzamiento es el crujido articular. Además si el pinchazo se produce en la zona dorsal, notaremos un fuerte pinchazo en la espalda al respirar.

También el dolor recorre toda la espalda y el brazo en la parte donde el nervio está involucrado. El dolor que suele provocar es muy agudo y puede dar lugar a una sensación de pinchazo o de entumecimiento completo de la zona.

En función del nervio pinzado, los síntomas pueden ser muy variables:

  • Pinzamiento del nervio  C5: Dolor en el hombro. Podría existir un trozo entumecido a la altura de esta articulación.
  • Pinzamiento del nervio C6: Dolor y entumecimiento del brazo. Este dolor se puede llegar a extender hasta el dedo pulgar. Además de tener sensación de hormigueo
  • Pinzamiento del nervio C7: El dolor afecta a la totalidad del brazo y puede llegar a afectar al dedo mayor.
  • Pinzamiento del nervio C8: El dolor recorre brazo y mano, terminando en el dedo meñique. Este pinzamiento puede llegar a afectar a la funcionalidad total de la mano.

Causas

Las causas puede ser muy diversas. Entre las más frecuentes tenemos:

  • Sobreesfuerzo: Sentir un crujido inmediatamente después de levantar un peso es una de las causas más comunes.
  • Accidente traumático: como por ejemplo el que se produce en un accidente de tráfico
  • Sufrir artrosis
  • Mantenimiento de malas posturas durante largos períodos de tiempo: por ejemplo debido a nuestra ocupación laboral.

La duración del dolor por causa de los pinzamientos puede ser muy variable. Puede haber la posibilidad de que el desgaste del disco de la columna vertebral se haya desgastado por el paso del tiempo o por la aparición de una hernia. El tratamiento será diferente según el caso, aunque siempre es recomendable su tratamiento quiropráctico para una total recuperación y liberación del nervio comprimido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.