La subluxación

La subluxación es una luxación incompleta originada por el desplazamiento de uno de los dos huesos que componen una articulación.

Se puede definir la subluxación como una luxación incompleta originada por el desplazamiento de uno de los dos huesos que componen una articulación. Este tipo de situaciones afecta al sistema nervioso dando lugar a innumerables problemas físicos.

Este tipo de lesiones puede presentarse en un principio imperceptible y poco dolorosas. Se caracteriza por la producción de interferencias entre cerebro y resto de nuestro cuerpo que van disminuyendo poco a poco nuestra calidad de vida.

Las subluxaciones van reduciendo nuestra movilidad articular. También limitan las funciones de los nervios afectados, por lo que es conveniente un buen cuidado quiropráctico que nos ayude a mejorar nuestra salud y que no nos perturbe nuestra actividad rutinaria.

Diferencias entre luxación y subluxación

La subluxación es el dislocamiento de una articulación por el estiramiento excesivo de los tejidos blandos. En cambio la luxación se produce cuando dos huesos salen de su posición original. La mayor diferencia entre ambas patologías radica en que la pérdida de contacto entre la superficies articulares es sólo parcial con la subluxación. Mientras que con la luxación éstas no tienen ningún contacto.

Causas de la subluxación

La subluxación se produce por micro o macro traumatismos. La columna vertebral es una de las zonas más afectadas ya que sus consecuencias comprometen el eje de sustentación y estabilidad estructural de todo el cuerpo.

Entre las causas más importantes tenemos:

Estrés físico

  • Traumatismos o golpes
  • Accidentes
  • Rotaciones óseas
  • Malas posturas
  • Movimientos forzados de las articulaciones
  • Sobreesfuerzo físico
  • Sobrepeso

Estrés emocional

  • Problemas de pareja
  • Estudios
  • Problemas familiares
  • Situación económica
  • Trabajo

Estrés químico

  • Beber alcohol y cafeína
  • Tabaco
  • Polución/contaminación
  • Antibióticos

También podemos enumerar una serie de factores que contribuyen de forma clara a sufrir una subluxación, como por ejemplo:

  • Alimentación inadecuada
  • Malas praxis deportivas
  • Sedentarismo
  • Trastornos derivados del sueño

Síntomas

Como hemos comentado anteriormente, la subluxación puede provocar interferencias nerviosas. En muchas ocasiones son indetectables al no manifestarse con un dolor agudo. Entre los síntomas podemos encontrar:

  • Inflamación y dolor intenso de la zona afectada
  • Entumecimiento y hormigueo
  • Inmovilidad de la articulación
  • Aspecto amoratado de la zona afectada

Subluxación vertebral

Vamos a centrarnos ahora en las subluxaciones vertebrales, a las que también se les denomina pinzamientos vertebrales.

Se originan cuando una o varias vértebras se desplazan, produciendo una irritación del nervio que pasa a través de ella. Es decir producen una interferencia nerviosa que interfiere en la comunicación entre el cerebro y el resto del cuerpo.

Diferentes investigaciones llevadas a cabo en la Universidad de Colorado (Estados Unidos) determinaron que una presión al nervio producido en la columna del peso equivalente al de una moneda puede interferir en más de un 60% su correcto funcionamiento. La presión puede existir sin causar un dolor apreciable en el paciente.

Efectos de la subluxación vertebral

Los efectos de la subluxación vertebral están definidos por los siguientes componentes:

  • Óseo: Columna desalineada. Una o más vértebras están fuera de su posición natural alterando la movilidad. Además con el tiempo producen cambios degenerativos.
  • Nervioso: Los nervios y estructuras están pinzados, comprimidos o irritados. Los impulsos que fluyen por los nervios pueden estar bloqueados. es posible que no haya dolor ni otros síntomas.
  • Muscular: Los músculos ayudan a mantener las vértebras en su sitio y están controlados por los nervios, formando parte integral del complejo de subluxación vertebral. Si los músculos están en tensión, especialmente sensibles y doloridos pueden provocar una postura desequilibrada, originando fatiga y aumento del desgaste articular.
  • Tisular: Ligamentos, cartílagos, discos, tendones y órganos internos que pueden ser afectados, dando lugar a la artrosis o degeneración vertebral.
  • Químico: Como hemos referido anteriormente el estrés producido por diferentes causas puede dar lugar a subluxaciones. Músculos, articulaciones, ligamentos y diferentes órganos pueden mostrar signos de desgaste, envejecimiento, fatiga y menor resistencia a la enfermedad, debido a la poca vitalidad física y mental. La enfermedad de los órganos internos y la degeneración vertebral y discos herniados pueden suceder después de los años por el complejo de subluxación vertebral.
Imagen por defecto
Equipo Family Quiropractic

Equipo de Family Quiropractic. Tu quiropráctico de Barcelona con la supervisión de Damien Mestre.

Artículos: 12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *