El quiropráctico no cura, sólo libera el potencial curativo de cada paciente

El quiropráctico "sólo" libera el potencial curativo interno de sus pacientes. El cuerpo del paciente se encarga de su propia curación.

Sí, sí, es verdad, debo confesarlo. Lo único que hace el quiropráctico es liberar el potencial curativo interno de mis pacientes, su “doctor interior”, el genio que reside dentro de cada uno de nosotros. Es su cuerpo el que se ha ocupado de la curación, y no el quiropráctico.

Ajustar subluxaciones vertebrales es como encender un interruptor; es sólo un catalizador, un pistoletazo de salida que libera la poderosa inteligencia que controla y coordina la curación. Todo el proceso curativo tiene lugar DESPUÉS del ajuste. 

¿Sabías que tu cuerpo está continuamente interpretando el mundo a tu alrededor y adaptándose a él? ¡Procesa cuatrocientos billones de cosas POR SEGUNDO! O lo que es lo mismo, 30.000 páginas de información POR SEGUNDO. ¡Esto es impresionante!

¿De cuántas de estas 30.000 páginas crees que eres consciente por segundo? 

1 página. Y ya está. Ni más, ni menos. 

Es tu inteligencia innata el que lo hace. Es lo que te mantiene vivo y adaptándote al mundo. Cuando no tienes subluxaciones eres libre para dar lo mejor de ti mismo.

Éste es el secreto del éxito de la quiropráctica.

Contacta con nuestro centro quiropráctico en Barcelona para solicitar cualquier tipo de información sobre nuestros tratamientos (subluxaciones, pinzamientos, mordida cruzada, dolores de cuello y de articulaciones…) y prevención del dolor. Nuestro equipo de quiroprácticos son especialistas en el cuidado de tu salud.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.